Dante Gebel #574 | Yo también

Todos tenemos debilidades de carácter, pero no todos las aceptamos; peor aún, algunos fingimos que no existen y escondemos nuestras fallas ante los demás y ante Dios. Pero debemos conocer y aceptar nuestros fallos, pues el Señor en ocasiones permite que los tengamos porque eso nos ayuda a identificarnos con todos aquellos que son débiles como nosotros. Recordemos que es en gran medida debido al dolor y a la humanidad que compartimos, que podemos ser empáticos y ‘tocar’ a las personas que nos rodean. Podemos ser de mayor bendición a los demás, cuando somos auténticos y humildes al decir: ‘yo también he pasado por eso’, ‘yo también he pecado como tú’, ‘yo también, a pesar de todo, he recibido la gracia y el amor del Padre’.

(Visited 9 times, 1 visits today)