Dante Gebel #480 | Ciega obediencia

La mayoría de los milagros requiere una acción de ciega obediencia, como lo hizo el ciego cuando Jesús lo envió a caminar al estanque a lavarse los ojos. Una ciega obediencia puede iniciar el nuevo capítulo de tu vida. Por eso un padre que ve que su hijo no sana, alguien que no logra tener el trabajo que ha soñado, quien todavía espera por una resolución en el banco por un préstamo que no llega, caminan hacia el estanque cada vez que agradecen al Señor por lo que tienen, porque entienden que tarde o temprano Dios se va a glorificar, sea que el estanque esté en esta tierra o en el cielo.

(Visited 14 times, 1 visits today)