Dante Gebel #335 | El padrastro de Jesús

José, padrastro de Jesús, nunca permitió que su confusión afectara su obediencia. Él fue obediente cuando el cielo brillaba y cuando el cielo estaba obscuro. No lo sabía todo, no tenía todas las respuestas a sus preguntas, pero cerró su negocio, empacó sus maletas y se fue con su familia a otro país porque Dios así se lo pidió. José cuidó de Jesús y siempre entendió que no era su hijo, sino el hijo del Padre Celestial. Hoy Dios sigue buscando gente común que sepa obedecer a un Dios poco común. ¿Estás dispuesto a ser un actor de reparto, como José? ¿Estás dispuesto a ser un padrastro -y no un padre- de los proyectos y los planes del Señor?

(Visited 11 times, 1 visits today)